¿Tienes que hacer tutoriales para tu cliente? Tango te salvará el pellejo

Tango es una herramienta para crear tutoriales que simplifica la documentación y el aprendizaje de procesos de software. ¿Te agota hacer los mismos tutoriales engorrosos una y otra vez? Sigue leyendo para simplificar tus tareas.

El problema 

Empecemos con el dolor de cabeza, manos y muelas.  

Tu cliente necesita adoptar una nueva herramienta en sus procesos y te pide que armes un tutorial para que su equipo aprenda a utilizarla. 

El método tradicional consiste en una combinación anticuada de sacar pantallazos, pegarlos en un documento —tipo Word o PowerPoint—, agregar flechas y texto en rojo para que destaque, y luego exportar en un pdf que puede perder la calidad de las imágenes. 

Lento, tedioso y fatal, como una patada en el estómago. 

La solución 

Afortunadamente, el registro de procesos de este tipo y la creación de tutoriales son un campo en el que ya se disponen de distintas herramientas que automatizan, simplifican y optimizan la tarea. 

Por ejemplo: 

  • Moockops sirve para darle vida a los mockups de diseño web. 
  • TextFrame es útil para crear tutoriales animados 
  • Scribe para crear guías paso a paso. 

Para este artículo analizaremos y explicaremos qué es y cómo funciona Tango, una herramienta que facilitará tu documentación de procesos y creación de tutoriales, mediante una extensión de navegador muy sencilla que se mueve a tu ritmo. 

¿Qué es Tango? 

Tango es una herramienta que facilita la adopción de procesos de software, creando guías interactivas paso a paso de forma automática. Para hacer un registro de tutorial solo debes hacer clic en los pasos que hay que llevar a cabo y Tango capturará las pantallas, escribirá las descripciones y generará un enlace para compartir la guía. 

Tango nació como una solución para evitar las horas de trabajo tedioso que implican documentar y entrenar a los equipos en el uso de diferentes herramientas digitales. Desde entonces, ha evolucionado para integrarse con diversas plataformas de almacenamiento y compartir conocimiento, y para ofrecer análisis de uso y mejora de las guías. 

Al presionar el icono de la extensión, Tango empieza a registrar tu flujo de trabajo.

¿Cuáles son las principales características de Tango? 

La principal característica de Tango es para quien debe usar los tutoriales. Como se trata de una extensión de navegador, cada paso registrado queda asociado a un sitio web específico. Cuando la persona recibe un tutorial en Tango y abre el sitio web en cuestión (por ejemplo, un tutorial sobre cómo usar Twitter), la herramienta mostrará los pasos en el mismo sitio web e indicará dónde hacer clic o qué hacer a continuación. 

Otras características de Tanto son: 

  • Creación automática de guías: documenta cualquier proceso de software con solo hacer clic en los pasos, sin necesidad de editar o formatear nada (aunque sí hay que traducir manualmente de inglés a español). 
  • Notificaciones inteligentes: Tango avisa al usuario cuando hay una guía relevante para el sitio web o herramienta que está usando, sin tener que cambiar de pestaña o interrumpir a los compañeros de trabajo. 
  • Análisis de rendimiento: muestra quién está usando las guías, con qué frecuencia y dónde se atascan, para poder mejorar el proceso y la guía. 
  • Privacidad: si al registrar un proceso aparecen datos sensibles, como teléfonos, correos electrónicos o balances, Tango permite ocultarlos de forma simple. 

¿Cómo se crean los tutoriales con Tango? 

Es muy sencillo.  

Antes de entregarte el paso a paso, instala la extensión de Tango para navegador. Está en la Chrome Web Store, pero también está disponible para otros navegadores como Edge, Opera, Vivaldi o Brave. 

Luego sigue estos pasos: 

  • Presiona el ícono de la extensión y crea tu cuenta en Tango. 
  • Cuando tengas una cuenta, abre en tu navegador el software que deseas registrar. 
  • Marca nuevamente el icono de Tango e inicia la grabación de tus pasos. 
  • Se abrirá un panel lateral que mostrará todos los clics que haces, además de un pantallazo y la descripción de la acción. 
  • Cuando termines marca la flecha verde en el panel lateral. 
  • Revisa y edita tu guía de paso a paso: puedes modificar textos, agregar anotaciones en los pantallazos e incorporar imágenes propias. 
  • Comparte y exporta el tutorial. 
Al activar Tango se habilita un panel lateral que registra cada clic que haces en la pantalla.

Un ejemplo hipotético de cómo funciona Tango 

Supongamos que nosotros, el Laboratorio de Contenidos de Marca, debe enseñarle a la empresa “CookieLab” cómo usar una herramienta de diseño de newsletters llamada Stripo.  

En lugar de enviarle un manual en PDF o hacer una videollamada, nosotros decidimos usar Tango para crear una guía interactiva que le muestre al equipo de CookieLab cómo diseñar, editar y exportar un newsletter. 

El Laboratorio, entonces, abre Stripo y activa Tango desde la extensión de navegador. Luego, hace clic en los pasos que quiere documentar: por ejemplo, cómo elegir una plantilla o empezar de cero, editar el contenido, agregar imágenes, editar la plantilla para móvil y exportar para envío.  

Como ya explicamos, Tango capturará las pantallas, escribirá las descripciones y generará un enlace para compartir la guía. 

Después, como Laboratorio le enviaremos el enlace del tutorial a CookieLab y su equipo lo abrirá en su navegador. Cuando abran Stripo, Tango mostrará los pasos de la guía en la misma pantalla en la que tienen abierto Stripo, e indicará dónde hacer clic o qué hacer, de acuerdo al registro que se hizo previamente.  

Ventajas de usar Tango para crear tutoriales y guías 

Para nosotros como Laboratorio los beneficios de usar Tango en este caso son: 

  • Ahorro de tiempo y recursos: no tenemos que dedicar horas a escribir o registrar manualmente un tutorial. 
  • Oportunidad: la guía queda en la nube y puede ser actualizada para incorporar nuevos pasos en el uso de la herramienta. 
  • Mejora de la calidad y la satisfacción: como Laboratorio podemos ofrecer una experiencia de aprendizaje más efectiva y personalizada al cliente, lo que aumenta su confianza y fidelidad. 

Y los beneficios para el cliente son: 

  • Aprendizaje rápido y fácil: El cliente puede aprender a usar cualquier herramienta de forma intuitiva y dinámica, sin tener que leer un archivo confuso.  
  • Autonomía y flexibilidad: El cliente puede acceder a la guía cuando quiera y desde donde quiera, sin depender de la disponibilidad o la ayuda de la agencia. 
  • Retroalimentación: El equipo del cliente puede dejar comentarios en un paso específico del tutorial, focalizando su atención en pasos concretos y no en toda la guía.
Al terminar el flujo se abrirá el editor. El tutorial lo puedes actualizar cuantas veces quieras.

Desventajas de usar Tango para crear tutoriales

Esta herramienta tiene un plan gratuito que es útil para personas que trabajan solas o para pequeños equipos.  

Sin embargo, esta modalidad tiene algunas limitaciones: 

  • Máximo de 15 tutoriales (workflows) compartidos. 
  • Máximo de 10 usuarios en el espacio de trabajo 
  • No incluye opciones de edición “en vivo”, solamente una vez que se graba el tutorial 

El primer plan de pago que desbloquea la mayoría de las restricciones es de 20 dólares al mes, por lo que tu equipo deberá evaluar si es un gasto adecuado para el valor que entrega la herramienta. 

Además, Tango aún solo registra los pasos en inglés, por lo que la traducción debe hacerse de forma manual. Es de esperar que pronto incorporen más idiomas para evitar perder tiempo con ese procedimiento. 

Tres aspectos que la inteligencia artificial revolucionará en el marketing en 2024

Artículos relacionados