Una guía para que incorpores la infografía en tu estrategia de marketing de contenidos

Existen muchas variaciones de formatos para el marketing de contenidos: puedes probar desde la producción sonora con un podcast hasta la gestión de redes sociales o creación de video. Si estás buscando otras idea, te sugerimos que pruebes con la infografía enfocadas en marketing de contenidos.

Una infografía es una visualización que permite explicar un concepto o reflejar el ordenamiento visual de un conjunto de datos. Es un formato versátil, abierto a la creatividad, que permite explorar otros lenguajes y que encaja bien con aquellas plataformas sociales, como Twitter, Instagram o Pinterest, que destacan el contenido visual.

En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber para empezar a crear infografías para tu marca, producto o servicio.

Empecemos con lo más básico. 

Cómo mejorar tus imágenes para redes sociales

Qué es una infografía en marketing de contenidos

La agencia de marketing Brafton define de este modo la infografía: 

“Las infografías son esencialmente representaciones visuales de datos, presentadas en un formato que es más atractivo que la copia escrita habitual. Puede ser un desafío lograr la misma profundidad de información que el texto, pero una infografía convincente puede ser más atractiva para los usuarios de la web al contar una narrativa relevante”

Como explican en Global Media Insights (GMI), la palabra infografía es una combinación de “información” y “gráficos” y su origen se puede rastrear hasta la década de 1970. Este formato permite visualizar información compleja de una manera visual y legible. Y para eso usa diferentes recursos como gráficos, tablas, ilustraciones, íconos, objetos y texto.

Según Mahnoor Sheikh de la empresa Quuu, la infografía es un formato versátil y flexible que permite representar visualmente cualquier tipo de información. Más adelante presentaremos algunos usos más específicos, pero Sheikh sugiere algunas ideas iniciales:

  • Desmenuzar un concepto complejo.
  • Resumir información.
  • Hacer que los números y cifras se vean bien.

Que la palabra “simpleza” aparezca en muchas definiciones de la infografía no significa que hacerlas implique poco trabajo. Como señalan en la agencia de marketing digital Boast, crear una infografía en marketing de contenidos equiere una investigación profunda sobre un tema. “Como tal, debes tomarte el tiempo para comprender el tema para el que deseas crear una infografía y decidir qué información deseas proyectar”.

Ahora que sabemos qué es una infografía en marketing de contenidos, tenemos que justificar su utilización.

Por qué las infografías son poderosas

De acuerdo a cifras de HubSpot, un 45% de las personas que trabajan en marketing usan las infografías para sus estrategias, y un 56% dice que es el formato más efectivo que usan. En ese mismo estudio son los videos, los blogs y las imágenes las que llevan la delantera.

Existen varios argumentos para explicar el poder de las infografías.  

Los seres humanos somos criaturas visuales. Según GMI, el 90% de la información que llega a nuestro cerebro lo hace de forma visual. “De hecho, nuestro cerebro puede procesar la información visual 60 mil veces más rápido que el texto”, dicen en esa organización. 

Con tiempos de atención cada vez más breves, las personas pueden necesitar menos de 13 milisegundos para conectar con la información visual. 

Además, la popularidad de las infografías, plantean en HubSpot, tiene que ver con la facilidad para compartirlas. No solamente en plataformas abiertas como Twitter o Instagram, sino que en canales de mensajería como Whatsapp y Telegram.

En SproutSocial pronostican que el interés por este formato sólo irá en aumento. La siguiente gráfica contiene datos de un análisis del Content Marketing Institute, que refleja cómo las infografías ocupan el cuarto lugar en las preferencias de contenidos de quienes trabajan en marketing, superando a las ilustraciones y fotografías.

Eso sí, en la agencia Brafton advierten que el uso de infografías debe ir acompañado por otros lenguajes y formatos que contribuyan al posicionamiento de una marca: “Los motores de búsqueda no pueden rastrear los datos en una imagen en sí. Las infografías más efectivas vienen con un artículo detallado o una publicación de blog destinada a ampliar la información presentada en la infografía. Además de proporcionar explicaciones detalladas, estos artículos también impulsan el SEO”.

Ya hemos esbozado algunas ideas de cómo puede ser tu siguiente infografía de marketing de contenidos. Profundicemos en el amplio abanico de posibilidades que este formato abre.


💡 Un boletín para mentes fanáticas del marketing de contenidos

¿Quieres recibir recursos, tendencias e ideas sobre marketing de contenidos para aplicar en tu trabajo? Suscríbete para recibir el boletín quincenal del Lab.


Tipos de infografías que puedes crear

Las infografías son formatos versátiles. Y, sin embargo, no todo puede caber en una infografía. Debes prestar atención al tipo de información que quieres trabajar y tus objetivos. Dependiendo de eso puedes elegir un estilo.

En el Global Media Insight proponen una clasificación de 8 tipos de infografías que puedes adoptar para tu estrategia de marketing de contenidos:

  • Estadísticas. Incluye gráficos, íconos y números. Presenta datos, hechos y sintetiza información densa.
  • Informativas. Entrega el resumen de un tema o introduce un concepto. Incluye texto e ilustraciones apropiadas y relevantes.
  • Línea de tiempo. Para presentar eventos en orden cronológico. Puede ser la historia de tu marca, el cronograma de un proyecto o de un producto.
  • Comparaciones. Para confrontar conceptos, objetos, etc. Identifica similitudes, diferencias, pros y contras.
  • Procesos. Para resumir o desmenuzar un proceso complejo, con colores, objetos como flechas y líneas.
  • Geografía. Para presentar datos demográficos o de locaciones a través de mapas.
  • Jerárquicas. Para organizar información en una jerarquía a partir de distintos niveles. Por ejemplo, prioridad, dificultad, avance, etc.
  • Listas. Para compartir consejos, ejemplos o listas de recursos. Puede incluir numeración e íconos.

En un artículo publicado en el año 2021, el Agency Council de Forbes discutió maneras efectivas de usar la infografía en el marketing de contenidos. Ahí mencionaron algunas ideas aterrizadas para emplear este formato.

Por ejemplo:

  • Amplifica historias de tus clientes. “Concéntrate en una excelente narración mientras amplificas las historias reales de tus clientes. Los estudios de casos de video infografía centrados en el trayecto del cliente y las historias reales sobre su experiencia positiva con tu marca, producto o servicio generarán un reconocimiento y valor de marca indispensables”, dice Cagan Sean Yuksel, de GRAFX CO.
  • Muestra la fortaleza detrás de los números. “Los números son la forma en que medimos el valor, y la magnitud de su significado a menudo se subestima. Las infografías son herramientas poderosas para mostrar la fuerza detrás de estos números para audiencias visuales”, dice Jason Fishman, de Digital Niche Agency (DNA).
  • Optimiza para buscadores. “Es importante permitir que este contenido único brille asegurándose de que esté optimizado con etiquetas alt y un nombre de archivo de imagen y que no sea tan denso como para ralentizar la página. Asegúrese de que la página en la que vive esté optimizada y preparada para la visibilidad y que otros canales la estén promocionando”, aconseja Larry Gurreri, de Sosemo LLC

¿Buscas ejemplos concretos? Revisa esta lista de 15 plantillas de infografías de Venngage, una plataforma que sirve precisamente para crear infografías. Por ejemplo, tienen una plantilla para “educar a tu audiencia sobre tu negocio”:

O una plantilla para explicar “conceptos importantes a tus clientes, colegas o accionistas”, que utiliza el diseño en forma de “S” para conducir a los lectores de un punto inicial a un punto de término.

Consejos para diseñar infografía en marketing de contenidos

La efectividad de una infografía dependerá de muchos factores, no solamente de su estética o armonía. Pero al ser un formato eminentemente visual, debes prestar atención a algunas directrices de diseño para que aproveches al máximo el potencial de este lenguaje.

Chris Onyett de la agencia de marketing Rocketto plantea que el diseño de una infografía debe reunir muchas condiciones. Por ejemplo, debe destacar elementos clave y también dirigir a los lectores a través de una ruta; debe compartir un significado claro y también ayudar a evitar la confusión; debe ser legible y también aumentar la exposición de tu marca.

En resumen: no se trata de recolectar y volcar toda la información en un conjunto visual de ilustraciones y gráficos. 

La empresa HubSpot propone un plan de siete pasos para poder elaborar una infografía “en menos de una hora”. Así que, si estás en un apuro, toma nota de esta lista de tareas que te puede ayudar a resolver el problema:

  1. Elige la plantilla de infografía que deseas usar.
  2. Identifica la audiencia para tu infografía.
  3. Recopila el contenido y los datos relevantes.
  4. Descarga tu plantilla a PowerPoint (o equivalentes)
  5. Personaliza tu infografía.
  6. Incluye un pie de página con las fuentes de información y tu logotipo.
  7. Agrega un código de inserción y un botón de Pinterest, y publícalo.

Lo más interesante de esta propuesta de HubSpot es cómo enfatiza la importancia de tener buena información más que un diseño formidable. Para eso debes saber cuál es el público de tu infografía y debes resistir la tentación de agregar estorbos en su diseño.

“Es fácil dejarse llevar por los íconos, gráficos y arte de palabras, pero si se vuelve una distracción para el lector, entonces estás anulando el propósito de la infografía en primer lugar”, escribe Lindsay Kolowich Cox, experta en SEO de HubSpot.

Bonus: 15 plantillas para infografías de Hubspot

Convertir contenido ya existente en una infografía

Como ya hemos mencionado, la versatilidad de la infografía como formato te puede facilitar la tarea al momento de buscar ideas para empaquetar información.

Una de las prácticas más mencionadas para dar con nuevas ideas para una infografía es volver al contenido ya existente. Puede sonar como una propuesta contra intuitiva, pero existen argumentos de peso para considerarlo.

En la agencia de marketing Boast recuerdan que tu marca ya puede haber publicado reportes, artículos de blogs o presentaciones en seminarios que pueden ser empaquetadas en forma de infografía. Todos estos insumos que tú y tu equipo ya crearon y publicaron están ahí a la espera de ser reconvertidos y reutilizados.

Si tienes contenidos en tu blog que son evergreen —es decir, que no envejecen—, incorpora una infografía que también pueda ser compartida en otros canales, como servicios de mensajería o en plataformas como Pinterest. Ese ejercicio, dicen en SproutSocial, es básicamente una práctica de traducción de las piezas de contenido que ya has creado y que pueden volver a tener una nueva vida.

En la agencia Quuu mencionan que también un video puede ser reformulado como una infografía que puede ser compartida en redes sociales. Si estás buscando otras ideas para reutilizar contenido ya existente, revisa esta lista con 28 sugerencias para “resucitar” un artículo de blog y este otro con 10 prácticas para potenciar contenido que no fue visibilizado.

Finalmente, dónde difundir infografías

No nos cansaremos de repetir uno de los atributos más mencionados en torno a las infografías: su versatilidad. Y, bueno, este artículo refleja que es un formato flexible para poder traducir distintos tipos de contenidos, pero también tiene una facilidad para ser distribuido en distintos canales digitales.

En Global Media Insight mencionan 7 espacios en los que tu infografía puede ser visibilizada. Usa esta enumeración como un lista que chequeo, para que verifiques si tu marca, producto o servicio tiene participación en estos espacios:

  • Sitios web o blogs.
  • Canales de redes sociales.
  • Sitios relacionados con tu rubro.
  • Newsletters.
  • Comunidades o foros.
  • Plataformas de presentaciones o documentos (tipo Scribd o Slideshare).
  • Sitios especializados en infografías.

¿Hay recomendaciones concretas sobre el trabajo de promoción que puedes hacer en estas plataformas? Chris Onyett de Roketto entrega algunas recomendaciones para cuatro canales o prácticas de promoción de tu infografía de marketing de contenidos:

  • Redes sociales. Si tu audiencia en estos canales es pequeña, intenta impulsarla para que llegue a más personas. Etiqueta a cuentas con intereses relacionados.
  • Lista de correos. Segmenta tu lista para compartir tus infografías con aquellos suscriptores que muestren más interés o tengan un vínculo con el tema.
  • Llamados a la acción. Incorpora un CTA en la página de inicio y en otras páginas de tu web que registren alto tráfico.
  • Afiliados. Si ya tienes en marcha un programa de afiliados, acude a estas personas para promover tu infografía. “No te estoy diciendo que envíes spam a nadie aquí, pero a veces todo lo que se necesita es preguntar cortésmente”, dice Chris Onyett.

En Convince and Convert, Jack Knopler entrega propuestas adicionales. Asegúrate que tu landing page sea lo más amigable posible, e incluye botones de redes sociales para que las personas puedan compartir la infografía. También existen directorios de infografías (en inglés) que pueden servir de vitrina para tu creación.

Artículos relacionados